Quatrième rencontre du groupement RES-HIST, Nice, MSHS Sud-Est, 22 au 24 septembre 2016

Lara Arroyo, Universidad del País Vasco, « Les réseaux égocentrés à partir de la correspondance épistolaire des Marticorena dans le commerce colonial espagnol à échelle de l’empire (1780-1805) ».

La presente investigación se centra en tres líneas de trabajo que articulan el contenido de la misma:
La primera es el estudio del grupo vasco-navarros en el comercio colonial de la segunda mitad del siglo XVIII. Para conocer de cerca de este grupo, seguimos la trayectoria de una de las familias protagonistas. LOS MARTICORENA, de Echalar en 5 villas del norte rural navarro. Esta familia llega en la década de los 70 del siglo XVIII a Cádiz a tomar parte del comercio con Indias. La documentación de la familia y otros estudios orientados en este sentido nos indican que no se trata de una salida forzosa de la casa natal, más bien de todo lo contrario. Es gracias a los vínculos relacionales que poseen previamente parte de una situación ventajosa, clave para insertarse en el comercio de ultramar, aún con numerosas restricciones en su participación en este momento. El capital relacional de estos individuos, su red social se convierte en fenómeno diferencial para la inserción en la actividad mercantil. De esta forma una serie de individuos y grupos familiares de igual procedencia geográfica tienen entrada, excluyendo al mismo tiempo a otros que no están conectados a ésta dinámica (aunque sean originarios del mismo lugar). En este punto temas como el apadrinamiento, la financiación de la educación y la red de relaciones son temas clave en la base de la estructura de esta sociedad. El grupo vasco navarro es el segundo mejor representado numéricamente en Cádiz durante la segunda mitad del siglo XVIII. La representación cuantitativa del grupo vasconavarro en el conjunto de comerciante matriculados oficialmente en lo indican los datos aportados por Ruiz Rivera sobre la matricula de comerciantes en el Consulado de Cádiz de un total de 3.252 matriculados en el Consulado gaditano entre 1743 y 1823, 2035 comerciantes lo son de fuera de la ciudad de Cádiz, y el grupo vasco-navarro (vizcaínos, guipuzcoanos, alaveses y navarros) sumaron un total de 654 individuos. Después de los andaluces el colectivo o grupo con mayor presencia en el Consulado fue el procedente del País Vasco, Navarra y Cantabria. De esta forma se explicaría el caso del valle del Baztán en Navarra que aporta un 25,36 % de los individuos al comercio gaditano para el periodo de 1740 a 1820, lo que supone un alto índice respecto de otras zonas y territorios.




Début de la vidéo
Cochez la case pour indiquer le début de lecture souhaité.